El Texto Mundial de MIP El Texto Mundial de MIP Universidad de Minnesota


Control Cultural

D. N. Ferro
Departamento de Entomología
Universidad de Massachusetts
Amherst, MA 01003

Traducción al castellano por el Dr. Rafael E. Cancelado
To return to the English version click here [X]

 

CONTROL CULTURAL


Definición: "Prácticas culturales" se refiere al amplio grupo de técnicas u opciones de manejo que pueden ser manipuladas por productores agrícolas para lograr sus objetivos de producción de cultivos (Kennedy et al. 1975), son "manipulaciones del medio ambiente para mejorar la producción de cultivos." Por otra parte, "control cultural", es la alteración deliberada del sistema de producción, bien sea el sistema de producción en sí mismo o prácticas específicas de producción de cultivos, para reducir la población de plagas o evitar el daño de las plagas a los cultivos (Ashdown, 1977). Tomado de M. Kogan 1986.

Mecanismos Funcionales

1) impedimentos a la colonización del cultivo por la plaga

2) la creación de condiciones bióticas adversas que reducen la supervivencia de individuos o poblaciones de la plaga

3) modificaciones del cultivo de tal forma que la infestación por la plaga resulte en un daño reducido al cultivo

4) intensificar el efecto de los enemigos naturales por medio de manipulaciones del medio ambiente

Destrucción o suministro de refugios para apareamiento o invernación

Muchas especies de enemigos naturales requieren fuentes de alimento en forma de polen, néctar o artrópodos inocuos que no están presentes en hábitats de cultivos particulares. Estos requisitos de alimentos se pueden suministrar para sostener poblaciones de enemigos naturales favoreciendo o desarrollando de manera deliberada ciertos hábitats de vegetación silvestre cerca de las siembras de los cultivos (Altieri y Whitcomb 1979, revisión).

Algunas veces una segunda especie de presa puede ser esencial para que un enemigo natural sobreviva en una región de año a año. Uno de los ejemplos mejor documentados se basa en investigación de Doutt y Nakata (1965) con Anagrus epos (Hymen.), un parásito de huevos del saltahojas de la vid, Erythroneura elegantula. El saltahojas de la vid es la principal plaga de las uvas en el Valle de San Joaquín de California. Esta avispa pasa el invierno en estado de huevo mientras que el saltahojas de la vid lo hace como adulto.

La avispa pasa el invierno en huevos del saltahojas de la mora, Dikrella californica, una especie que no es económica cuyos huevos están presentes durante todo el año en arbustos de moras silvestres (Rubus ursinus y R. procerus). Las poblaciones de avispas que pasan el invierno tienden a ser mayores en morales a lo largo de ríos que tienen un dosel de árboles para sombrío y protección. Cuando los morales producen nuevo follaje en febrero, es estimulada la oviposición intensa de los saltahojas Dikrella. La población del parásito aumenta enormemente en los huevos de modo que para finales de marzo y principios de abril hay una dispersión a gran escala de avispas de Anagrus recién producidas. Doutt et al. (1966) reportaron que viñedos situados dentro de un radio de 5.6 km de un refugio establecido de morales se benefician inmediatamente de los parásitos en migración. Los viñedos más allá de esta distancia rara vez fueron colonizados por avispas antes de mediados de la estación.

Se presumió que todo lo que uno necesitaba era establecer siembras de morales junto a los viñedos para sostener poblaciones de las avispas y de los saltahojas que no son plagas. Sin embargo, debido la falta del dosel de árboles que existen en sistemas naturales de morales a lo largo de los ríos y quebradas, las poblaciones de Anagrus nunca se establecieron de manera permanente. Estos morales eran regados bajo el mismo régimen de los viñedos pero los morales requieren más humedad que las vides. Esto resultó en la desaparición de las poblaciones de Dikrella. La mora de California, R. ursinus, es una especie nativa que crece mejor en condiciones húmedas y sombreadas, mientras que R. procerus, la mora de los Himalayas, es endémica en toda Europa y crece bien tanto a la sombra como al sol. Cuando estas plantas se sembraron a la sombra y con alta humedad produjeron una población de Dikrella suficiente para mantener poblaciones de Anagrus.

Kido et al. (1983) presentaron datos demostrando una correlación entre la dispersión de adultos de Anagrus a principios de la primavera desde huertos de ciruelo francés y parasitismo del saltahojas de la vid en viñedos cercanos. Anagrus epos estaba parasitando otra especie de saltahojas, Edwardsiana prunicola la cual se alimenta en ciruelos. Tanto la mora como el ciruelo francés ofrecen hospederos alternos para la avispa y son criaderos efectivos para producción de avispas de Anagrus.

La mayoría de las especies de áfidos en las áreas templadas de América del Norte pasan el invierno como huevos en su principal hospedero leñoso. El áfido verde del melocotonero (GPA), Myzus persicae, pasa el invierno en melocotoneros, cerezos silvestres y cierto número de otras especies de Prunus. El áfido verde del melocotonero es el vector del virus del mosaico enano en maíz dulce. Como el GPA no migra hacia los hospederos hortícolas hasta principios de julio, las siembras de maíz dulce que muestran los síntomas y reducción en los rendimientos son principalmente las tardías. Recomendamos a nuestros productores hacer las siembras tempranas de maíz dulce cerca de árboles de melocotonero, de modo que las siembras posteriores puedan escapar a probadas intensas de estos vectores a medida que se alejan de sus plantas hospederas primarias. Una situación similar existe con el GPA como vector del virus del mosaico del pepino del pimentón verde. De nuevo, las pérdidas por estos virus se pueden reducir bien sea mediante la destrucción de Prunus spp. o sembrando lejos de estos hospederos primarios.

Destrucción o suministro de hospederos alternos o de plantas voluntarias

El gusano cortador negro, Agrotis ipsilon, es una plaga principal de las plántulas de maíz en los estados del cinturón maicero, especialmente en sistemas sin labranza. Las larvas jóvenes se alimentan de hojas de plántulas de maíz hasta el cuarto instar cuando comienzan a causar serio daño al trozar o barrenar las plantas. Sin embargo, si las plántulas pueden llegar al estado de cuatro hojas antes de la infestación, no hay reducciones significativas de rendimiento, creando "una espada de doble filo", porque, si el productor espera hasta que el cultivo alcance al estado de cuatro hojas antes de cultivar o usar herbicidas para controlar las malezas, habrá reducciones en rendimiento debido a la competencia por las malezas. Entonces, la mejor táctica de manejo es sincronizar los herbicidas de presiembra al menos 14 días antes de la siembra para reducir al mínimo los sitios de oviposición y las fuentes de alimento para los primeros ínstares (Engelken et al. 1990).

Los escarabajos de las papas de Colorado (CPB), Leptinotarsa decemlineata (Say), pasan el invierno como adultos en sus campos de origen o en los hábitats no alterados adyacentes a los campos. El escarabajo emerge en la primavera y debe regenerar sus músculos de vuelo antes de migrar. Si no hay una planta hospedera a distancia caminable para el escarabajo, y por tanto no hay una fuente de alimento, él puede volar varios kilómetros en busca de un hospedero. Sin embargo, si él emerge en un hábitat de su hospedero, tal como un campo de papas, se alimentará y ovipositará y después como de una semana el escarabajo volará del campo para colonizar otro hábitat de hospederos. Si en campos de años anteriores se permite que crezcan plantas hospederas voluntarias, los escarabajos que emergen colonizarán tales plantas, se alimentarán de ellos y ovipositarán antes de migrar, demorando por tanto, el proceso de colonización de campos adyacentes.

Rotación de cultivos o mantenimiento de una estación libre del hospedero

La rotación de cultivos interrumpe el ciclo de vida normal de insectos plagas colocándolos en hábitats en los cuales no hay hospederos. La rotación generalmente tiene más éxito contra especies de plagas artrópodas con ciclos de vida largos y que tienen capacidades de dispersión limitadas.

Los adultos del complejo del picudo de borde blanco, Graphognathus leucoloma (Boheman) y G. peregrinus (Buchanan), cuando se alimentan en soya ponen muchos huevos y causan daños severos a este cultivo. Sin embargo, cultivos de pastos, incluyendo maíz, de alguna manera son nutricionalmente deficientes para sostener la alimentación y no sufren daño de esta plaga. De modo que, una rotación soya/maíz es efectiva y económica.

La rotación de cultivos interrumpe el ciclo de vida de los gusanos de la raíz, del norte (Diabrotica longicornis) y del oeste (D. virgifera), y en todo el cinturón maicero de los EEUU ambas especies pueden ser controladas de manera efectiva con la rotación. Esta táctica se ha visto comprometida en algunas áreas donde los gusanos de la raíz entran en diapausa por más de un año.

Escarabajos de las papas de Colorado (CPB) se pueden dispersar para colonizar nuevos campos; sin embargo, después que emergen del suelo ellos necesitan regenerar sus músculos del vuelo y no ovipositarán hasta que se hayan alimentado en una planta hospedera nutricionalmente aceptable. Entonces, sumando el proceso de colonización y el desarrollo fisiológico, un campo de rotación que fue rotado a una distancia tan corta como 200m del campo del año anterior puede ser colonizado 1-2 semanas después y generalmente a densidades de población más bajas que un campo no rotado. Esto economiza 1-2 aspersiones contra larvas de la primera generación. Y a menudo, empuja la mayor parte de la emergencia de los adultos de verano hasta después de Agosto 1 (interruptor de diapausa). Los escarabajos que emergen después de la inducción de la diapausa no producen músculos de vuelo ni un sistema reproductivo. Cuando se rota con maíz (dulce o de campo) donde se pueden formar grandes poblaciones de Coleomegilla maculata (CMAC) que se alimentan de polen y áfidos, CMAC se mueve a los campos de papa a finales de la primavera o comienzos del verano para alimentarse de los huevos del CPB.

Labranza

Las operaciones de labranza usadas para producir un cultivo incluyen prácticas como voltear el suelo y enterrar residuos, preparación de las camas de siembra y cultivadas. Algunas formas de labranza pueden reducir la población de plagas indirectamente al destruir vegetación silvestre (malezas) y plantas voluntarias de cultivo en y alrededor de los hábitats de producción de cultivos.

Poblaciones de Heliothis zea que pasan el invierno en los lotes se pueden reducir mucho bien sea arando en el otoño o en la primavera.

En el invierno la supervivencia del barrenador del tallo de la soya Dectes texanus está inversamente relacionada con la profundidad a la cual se entierren los residuos del cultivo de soya después de la cosecha.

El barrenador del tallo, Papaipema nebris, se ha vuelto una plaga principal del maíz en el medio oeste donde los agricultores usan labranza de conservación. Es decir que han ocurrido serias infestaciones en campos enteros donde no se practica la labranza. Usando un arado de moldeo en el otoño y una pasada de discos en la primavera redujeron el daño del barrenador en comparacion con la no labranza. Sin embargo, otros estudios sugieren que barrenadores del tallo se podrían manejar mejor mediante el control de pastos malezas dentro de los campos a final del verano o a principios del otoño en lugar de depender de la labranza o de las prácticas de control de malezas para reducir las poblaciones de huevos y larvas después que ha ocurrido la oviposición.

Momento de la siembra o de la cosecha

Alteraciones en las fechas de siembra y de cosecha frecuentemente pueden resultar en que las plantas escapen de infestaciones dañinas de plagas.

Siembras demoradas

Papas sembradas tarde (emergencia >15 de junio) en Massachusetts en campos no rotados sufren menos daño que las de fechas de siembra convencionales (emergencia de plantas antes del 15 de junio). Los escarabajos CPB que han pasado el invierno permanecen en el campo por unos 5-7 días después de su emergencia del suelo y, si no hay presentes plantas hospederas, los CPB abandonan el campo volando. Entonces, 90% de la población que pasó el invierno emerge a comienzos de junio, y si el campo sembrado tarde solo es colonizado por una pequeña proporción de esta población. Como la oviposición ocurre tarde, adultos de la primera generación no emergen hasta después de la inducción de la diapausa (agosto 1), resultando en una sola generación de larvas que controlar.

Buntin et al. (1990) demostraron que demorando la fecha de siembra de trigo en el otoño, no había presentes plántulas de trigo para oviposición por la mosca Hessiana, Mayetiola destructor (Say). Infestaciones de trigo en el otoño y el invierno por esta plaga, declinaron sin incrementar las infestaciones de la primavera o reducir los rendimientos de trigo.

Cosecha en fecha temprana

El gusano rosado de la bellota de algodón, Pectinophora gossypiela, pasa el invierno como larva del último instar y la diapausa es controlada por los días cortos (<13 horas de luz). Al cosechar temprano (antes de la inducción de la diapausa) el número de larvas que pesan el invierno se reduce a bajos niveles. Prácticas: 1) defoliar o desecar el cultivo maduro para hacer que todas las bellotas se abran casi al mismo tiempo, haciendo más expedita la cosecha mecanizada; 2) cosechar temprano el cultivo, desmenuzar los tallos, y enterrar inmediatamente los residuos de cultivo; 3) regar antes de la siembra en áreas desérticas si hay agua disponible para estimular el crecimiento de la planta; 4) demorar la siembra - sembrar nuevos cultivos durante un período designado de siembra, lo cual permite la máxima emergencia suicida de polillas que emergen durante la primavera, es decir, as polillas emergen y mueren antes que el fruto del algodonero esté disponible para oviposición. Para este programa son claves los cultivares de ciclo corto.

Cultivos trampa

Los monocultivos a menudo sufren un daño más severo por causa de las plagas que cuando los mismos cultivos están situados en un área con diversidad de cultivos. Sin embargo, hay casos en los cuales tal diversidad puede agravar los problemas de plagas. Este es la situación en la cual los cultivos trampa pueden ser importantes.

Las chinches Lygus son una plaga clave del algodón en el Valle de San Joaquín de California. Un hábitat principal de las chinches son los campos de alfalfa, los cuales a menudo son intercalados con los campos de algodón. Cuando se cosecha la alfalfa las chinches abandonan el campo en grandes números para infestar los campos de algodón. Al cortar en bandas el campo de alfalfa, el número de chinches que emigran al algodón puede hacerse mínimo (Stern et al. 1967). Una variación de este enfoque es sembrar bandas de alfalfa cada 120m entre los campos de algodón y entonces cosechar solo 1/2 de la banda de alfalfa en un momento determinado. Stern (1969) demostró que las chinches Lygus se concentran en esas bandas y con eso virtualmente se negó la necesidad de insecticidas. Más aun, predatores y parasitoides benéficos fueron muy abundantes en esas bandas y como se movían hacia y desde el algodón adyacente, esto resultó en un beneficio adicional.

Una gran proporción (>70%) de los escarabajos de las papas de Colorado pasan el invierno en hábitats no cultivados adyacentes a campos de papa. El movimiento de los escarabajos a partir de esos sitios de invernación para colonizar campos de papa puede ser inhibido usando trincheras forradas en plástico en todo el perímetro del campo, o tratando los 6 metros exteriores del campo con un insecticida que mate a los escarabajos que llegan a colonizar. Las plantas del perímetro actúan de manera efectiva como cultivos trampa o como barreras. Se ha demostrado que la trinchera forrada en plástico tiene una efectividad de 84% en el control de estos escarabajos, mientras que campos tratados con el insecticida recientemente registrado, imidacloprid, el control fue de 100% de los escarabajos. Como la población colonizadora ha sido reducida a densidades bajas, entonces se puede usar insecticidas basados en Bacillus thuringiensis tenebrionis para manejar las larvas que se alimentan en el interior del campo.

Higiene

La destrucción de papas dañadas, enterrándolas de modo que se descompongan, es importante para reducir las fuentes de inóculo del hongo del tizón tardío y porque también pueden servir de hospederos a los primeros áfidos de la estación y a otras plagas.

La destrucción de basura en operaciones madereras puede reducir los escarabajos de la corteza.

Manejo del agua o de los nutrientes

El agua se puede usar directamente para sofocar a los insectos o indirectamente cambiando la salud general de la planta, mientras que el fertilizante puede influenciar el daño al cultivo principalmente por medio de las alteraciones en el crecimiento del cultivo o en su valor nutricional para la plaga. Algunas poblaciones de plagas aumentan a causa del crecimiento pobre del cultivo, mientras que otras incrementan por un crecimiento suculento del cultivo.

Agua

La inundación de los pantanos de los arándanos es una herramienta valiosa para controlar varios artrópodos plagas (ácaros y gusano de fuego) y fitopatógenos del arándano. El riego por inundación se usa con frecuencia para reducir las poblaciones de gusanos alambre en cultivos de hortalizas y caña de azúcar. Del mismo modo, inundar se puede usar para controlar gusanos blancos en caña de azúcar, especialmente en condiciones de alta temperatura.

En muchas partes de California en papas regadas por el surco hay la tendencia a que el suelo se raje al secarse, exponiendo los tubérculos de papa a la oviposición por el gusano del tubérculo. En áreas donde esto es un problema, se recomienda el riego por aspersión foliar para evitar las rajaduras del suelo.

El riego por aspersión foliar puede aumentar la diseminación e infectividad de algunos organismos entomopatógenos, especialmente patógenos fungosos. Tales prácticas ayudan a promover epizootias de Nomuraea rileyi en poblaciones del gusano terciopelo de la soya.

Fertilización

La intensificación del crecimiento suculento del algodonero por la fertilización hace el cultivo más atractivo a poblaciones del áfido del algodón, Aphis gossypii, la pulga saltona del algodón, Pseudatamoscelis seriatus, y el gusano bellotero, Heliothis zea.

Plantas desnutridas a menudo son más atractivas para la colonización de áfidos porque son más amarillas y reflejan más luz en el rango de los 540nm.

Barreras físicas

Para proteger plantas de brócoli del gusano importado del repollo, Artogeia rapae (L.), el complejo de escarabajos pulgas saltonas, el escarabajo rayado del pepino, Acalymma vittata (F.) y la cresa del repollo, Delia radicum (L.) fueron usadas coberturas flotantes del suelo. Las coberturas de hileras fueron muy efectivas para proteger las plantas de todas las plagas excepto la cresa del repollo. La cresa del repollo pasa el invierno como pupa en el suelo, de modo que aun cuando las coberturas fueron colocadas sobre el suelo emergieron las moscas pero ¡quedaron atrapadas bajo la cobertura! (Adams et al. 1990)

Para impedir que los áfidos transmitieran el PLRV (un virus persistente) y PVY (un virus no persistente) sobre las hileras de plantas de papa sembrada para semilla fueron colocadas coberturas flotantes. Las coberturas fueron más efectivas para prevenir la transmisión del PLRV que del PVY, principalmente porque el áfido requiere una alimentación prolongada para transmitir el virus persistente, PLRV, mientras que el PVY puede ser transmitido en unos 30 segundos (Harrewijn et al. 1991).

Aspersiones a los bordes

Realmente esta no es una estrategia de control cultural per se. Sin embargo, el éxito del uso de las aspersiones de los bordes se basa en saber cómo un insecto coloniza y se mueve dentro de un sistema de cultivos.

Chouinard et al. (1992) dirigieron aspersiones a las hileras externas de huertos de manzanos para proteger la fruta del curculiónido de la ciruela, Conotrachelus nenuphar (Herbst). Esta plaga pasa el invierno fuera de los huertos y migra hacia ellos al momento de la caída de los pétalos. Entonces, una aplicación al momento de la caída de los pétalos y otra al momento del estado rosado redujo el daño de esta plaga al momento de la cosecha de 59% sin aspersiones (dirigidas contra esta plaga) a 2.4% cuando se hicieron las aspersiones.

Tratamientos de Frío/Calor

El enfriamiento del grano es una tecnología de preservación no tradicional, ni química, para el almacenamiento de granos de cereales. Un enfriador de granos utiliza un sistema de refrigeración para controlar la temperatura y contenido de humedad del grano almacenado independientemente de las condiciones ambientales. Más de 1 millardo de bushels de grano son enfriados anualmente en países como Argentina, Australia, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Indonesia, Israel y México, pero muy poco en la industria de granos de los EEUU. Cuesta como 0.5 a 1 centavo por bushel (el insecticida cuesta 0.33 a 1 centavo). A temperaturas por debajo de 65°F (18,3°C), los insectos y los mohos no pueden sobrevivir, o al menos su rata de desarrollo se reduce. Aire frío del exterior se hace pasar por una batería de serpentines de refrigeración para bajar la temperatura del aire y luego el aire se calienta de nuevo unos pocos grados para reducir la humedad antes de hacerlo circular por el grano.

Referencias Seleccionadas

Adams, R. G., R. A. Ashley y M. J. Brennan. 1990. Row covers for excluding insect pests from broccoli and summer squash plantings. J. Econ. Entomol. 83: 948-954.

Armbrust, E. J. y G. G. Gyrisco. 1975. Forage crops insect pest management. pp. 445-470. En R. L. Metcalf y W. H. Luckmann, Introduction to Insect Pest Management. John Wiley and Sons, Nueva York.

Buntin, G. D., P. L. Bruckner y J. W. Johnson. 1990. Management of Hessian fly (Diptera: Cecidomyiidae) in Georgia by delayed planting of winter wheat. J. Econ. Entomol. 83: 1025-1033.

Engelken, L. K., W. B. Showers y S. E. Taylor. 1990. Weed management to minimize black cutworm (Lepidoptera: Noctuidae) damage in no-till corn. J. Econ. Entomol. 83: 1058-1063.

Ferro, D. N. 1987. Insect pest outbreaks in agroecosystems. pp. 195-215. En P. Barbosa y J. C. Schultz (eds.), Insect Outbreaks. Academic Press, Nueva York.

Flaherty, D. L., L. T. Wilson, V. M. Stern y H. Kido. 1985. Biological Control in San Joaquin Valley Vineyards. pp. 501-520. En Biological Control in Agricultural IPM Systems, M. A. Hoy y D. C. Herzog (eds.), Academic Press, NY.

Harrewijn, P., H. den Ouden y P. G. M. Piron. 1991. Polymer webs to prevent virus transmission by aphids in seed potatoes. Entomol. Exp. Appl. 58: 101-107.

Herzog, D. C. y J. E. Funderburk. 1986. Plant resistance and cultural practice interactions with biological control. pp. 67-88. En M.A. Hoy and D. C. Herzog (eds.), Biological Control in Agricultural IPM Systems. Academic Press, Nueva York.

Herzog, D. C. y J. E. Funderburk. 1986. Ecological bases for habitat management and pest cultural control. pp. 217-250. En M. Kogan (ed.), Ecological Theory and Integrated Pest Management Practice. John Wiley and Sons, Nueva York.

Mack, T. P. y C. B. Backman. 1990. Effects of two planting dates and three tillage systems on the abundance of lesser cornstalk borer (Lepidoptera: Pyralidae), other selected insects, and yield in peanut fields. J. Econ. Entomol. 83: 1034-1041.

Reynolds, H. T., P. L. Adkisson y R. F. Smith. 1975. Cotton insect pest management. pp. 379-444. En R. L. Metcalf and W. H. Luckmann (eds.), Introduction to Insect Pest Management. John Wiley and Sons, Nueva York.

Risch, S. J. 1987. Agricultural Ecology and Insect Outbreaks. pp. 217-238. En P. Barbosa and J. C. Schultz (eds.), Insect Outbreaks. Academic Press, Nueva York.

Voss, R. H. y D. N. Ferro. 1990. Ecology of migrating Colorado potato beetles (Coleoptera: Chrysomelidae) in western Massachusetts. Environ. Entomol. 19: 123-129.

Voss, R. H., D. N. Ferro y J. A. Logan. 1988. Role of reproductive diapause in the population dynamics of the Colorado potato beetle (Coleoptera: Chrysomelidae) in western Massachusetts. Environ. Entomol. 17: 863-871.

Regresar a: Página base de Radcliffe: El Testo Mundial de MIPM.


La Universidad de Minnesota es un educador y empleador igualitario.
Últimat modificación: martes 4 de junio de 1996
© Regentes de la Universidad de Minnesota, 1996