El Texto Mundial de MIP El Texto Mundial de MIP Universidad de Minnesota
 

MIP en Lechuga: Suroeste de los EEUU

David L. Kerns y John C. Palumbo
Departamento de Entomología
Centro Agrícola del Valle de Yuma
Universidad de Arizona
Yuma, AZ 85364

Traducción al castellano por el Dr. Rafael E. Cancelado
To return to the English version click here [X]

 

Hay aproximadamente 30.400 hectáreas de lechuga que se producen en el suroeste de los Estados unidos, de las cuales el 75% se siembra en el condado de Yuma, Arizona. La mayor parte de la lechuga producida en el suroeste se empaca en el campo, lo cual quiere decir que el producto se cosecha y se empaca en el campo y es enviado al mercado sin procesos adicionales. Como la mayor parte de la lechuga recibe tan poco procesamiento, es esencial que el producto esté libre de contaminación y daños por insectos al momento de la cosecha. Como cualquier insecto, incluyendo parasitoides y predatores benéficos, puede ser considerado contaminante de la lechuga, en este cultivo hay una fuerte dependencia del control químico de los insectos plagas.

En el desierto del suroeste, se hace la siembra de lechuga desde finales de agosto y continúa hasta diciembre. La lechuga de otoño se siembra desde finales de agosto hasta mediados de octubre, mientras que la lechuga de primavera se siembra de finales de octubre hasta diciembre. Dependiendo de cuando se siembra la lechuga, pueden variar los insectos plagas. La lechuga de otoño está sometida a las más severas presiones de insectos. En el otoño, las temperaturas a menudo exceden los 38° C y los insectos plagas son muy activos. Durante este tiempo, el algodonero está siendo defoliado y cosechado, los melones están siendo recogidos y está comenzando su envejecimiento y las malezas anuales de verano son abundantes. Muchos de los insectos plagas encontrados en la lechuga de otoño se originan en los campos locales de algodonero, de melonero y en las malezas. Cuando estas fuentes comienzan a madurar, sus poblaciones insectiles se mueven a cultivos alternos tales como la lechuga. Es esencial monitorear los insectos plagas en algodonero, melones y las malezas cercanas a las siembras de lechuga, como herramienta predictiva para conocer por adelantado la severidad de las plagas en la lechuga.

Los precios de la lechuga en el mercado varían enormemente dependiendo de la demanda y de la disponibilidad. La lechuga se vende al cosecharla y tiene una vida corta en el anaquel. Por tanto, no se pueden dar el lujo de esperar por precios favorables. En últimas, el precio del mercado determina cuánto daño por insectos y cuánta contaminación aceptarán los empacadores. Cuando el precio de la lechuga es regular y hay una abundante cosecha de lechuga, los empacadores se vuelven muy selectivos y solo aceptan lechuga de alta calidad sin contaminación o daño por insectos. Sin embargo, cuando el precio es bueno y hay poca disponibilidad de lechuga, los empacadores a menudo aceptarán lechuga de baja calidad o con algo de contaminación o daño por insectos. Como los productores de lechuga no pueden predecir el precio de la lechuga al momento de la cosecha, ellos manejan sus cultivos como si solo fuera a ser aceptable lechuga de alta calidad. Entonces, los insectos plagas no son tolerados en los cultivos de lechuga y se depende mucho de los insecticidas.

I Plagas que Viven en el Suelo

Grillos de campo (Gryllus spp.), Escarabajos tenebriónidos (Blapstinus spp.), Escarabajos del suelo (Carábidos) y escarabajos errantes (Staphylínidos).

Descripción e Historia de Vida: En la parte baja del desierto estos insectos son plagas anuales en campos de lechuga sembrados temprano y regados por aspersión. Cuando se presentan, pueden destruir rápidamente casi todo el campo. Los problemas usualmente ocurren en campos sembrados cerca de algodoneros o pasto sedan en agosto y septiembre. Al dejar el algodonero, el pasto sedan y la flora del desierto, grandes números migrarán a las plántulas de lechuga o de los cultivos de coles si los hay disponibles. La mayor parte del daño ocurre de noche. Durante el día se esconden en las ranuras del suelo, en canales, malezas y bajo tuberías de riego.

Los escarabajos tenebriónidos son de color negro brillante o marrón y aproximadamente de unos 6 mm de longitud. Su apariencia es similar a la de muchos escarabajos del suelo. Los escarabajos tenebriónidos tienen la punta de sus antenas ligeramente agrandada, mientras que los escarabajos del suelo no tienen agrandadas las puntas de las antenas. La mayor parte de los escarabajos del suelo que se encuentran en lechuga tienen una longitud de unos 6 mm y son negros, marrones o de color rojizo. Los escarabajos del suelo son predatores y se alimentan principalmente de otros insectos.

Los escarabajo errantes son más que todo insectos pequeños de menos de 5 mm de longitud y de color negro brillante o marrón. Tienen muy cortos los élitros que cubren sus alas de modo que no cubren su abdomen. A menudo los escarabajos errantes son confundidos con hormigas aladas o con termitas. Cuando se los altera, ellos levantan el abdomen en forma similar a un escorpión. Los escarabajos errantes son insectos predatores o carroñeros y se alimentan de basura en el campo.

Daño: Los grillos y los escarabajos tenebriónidos destruyen el cultivo al comerse las plántulas recién emergidas. Como los escarabajos del suelo y los errantes no se alimentan de las plantas, usualmente se los considera como insectos benéficos, pero a menudo dañan las hortalizas de otoño porque excavan y sacan las semillas y las raíces de plantas pequeñas.

Manejo y Control: Estos insectos son difíciles de monitorear. Los campos de lechuga sembrados temprano muy cerca de algodoneros o pasto sedán deben ser considerados como de alto riesgo y probablemente deban ser tratados tan pronto como las plantas comiencen a germinar.

Aplique cebos alrededor del campo para controlar poblaciones que migran y aplique insecticidas por medio de la tubería de aspersión durante la germinación y cuando las plantas emerjan. Explore el campo mirando bajo los tubos de riego para determinar si ha logrado el control y aplique de nuevo si es necesario.

II. Comedores de Follaje

A. Oruga de las marismas, Estigmene acrea (Drury)

Descripción e Historia de vida: Las orugas de las marismas normalmente no son plagas de las hortalizas sembradas en el otoño pero a menudo migrarán a ellas como larvas provenientes de algodonero o alfalfa vecinos. Grandes poblaciones pueden ser extremadamente dañinas a las plántulas de lechuga.

Las larvas usualmente son de color marrón amarillento y están cubiertas con pelos largos, negros y rojizos. Mucha gente se refiere a ellas como las orugas como osos peludos. En su desarrollo máximo puede medir 6 cm de longitud. Los adultos son mariposas que tienen las alas blancas o amarillentas y están salpicadas con muchas manchas negras. Su envergadura es aproximadamente de 6 cm. Los huevos son puestos sobre las hojas en grupos de 20 o más.

Daño: La mayor parte del daño lo sefren las plántulas de lechuga sembradas temprano. Grandes poblaciones de larvas abandonarán plantas de algodonero recién defoliadas y devorarán las jóvenes plántulas. Las orugas de las marismas generalmente no son un problema después del entresaque. Sin embargo, debe incluírselas en los conteos de las larvas de lepidóptera. En plantas más viejas el daño es muy claro. Prefieren alimentarse en grupos y esqueletizarán completamente varias plantas adyacentes.

Manejo y Control: Explore los campos de algodonero adyacentes antes de la emergencia de la lechuga. Es mejor controlar las orugas de las marismas antes que entren al campo. Si es posible, trate la población en el campo de algodonero durante o justo antes de la defoliación. Las orugas de las marismas son particularmente sensibles a Bacillus thuringiensis (B.t.).

La barreras físicas son efectivas para prevenir la entrada de las larvas al campo. A las orugas de las marismas no les gusta cruzar barreras como cercas de hojas de aluminio o tuberías de riego. Estos objetos se pueden usar para dirigir las poblaciones hacia huecos que tengan recipientes con aceite. Zanjas llenas de agua con un detergente líquido o aceite también son efectivas. Alrededor de los campos de algodonero y a lo largo de las zanjas se puede asperjar carbarilo para matar las poblaciones que estén migrando.

B. Principales Plagas Lepidópteras

Las plagas lepidópteras probablemente son el grupo más importante de insectos plagas que afectan la producción de lechuga. Aunque hay varias plagas lepidópteras importantes de la lechuga, las tácticas de manejo y control de estas plagas son similares. Por tanto, se han combinado las guías para manejo y control para el gusano ejército de la remolacha, el medidor del repollo y el grupo de los Heliothinae.

1. Gusano Ejército de la Remolacha, Spodoptera exigua (Hübner)

 

Descripción e Historia de Vida: El gusano ejército de la remolacha es una plaga clave de la lechuga. En Arizona, es la más prevalente desde agosto hasta noviembre en lechuga sembrada en el otoño. Sin embargo, cuando la temperatura es cálida, esta plaga puede ser un problema durante toda la estación. Las larvas se alimentan de muchos cultivos de campo, incluyendo algodonero y alfalfa, y a menudo en el otoño migran de estos cultivos hacia la lechuga. Varias malezas anuales de verano también sirven como hospederos.

Los huevos son de color verde claro y usualmente son puestos sobre la superficie inferior de las hojas en grupos irregulares o en masas. En promedio, una hembra pondrá de 500 a 600 huevos en un período de 4 a 10 días. La mariposa hembra cubre los huevos con escamas blancas de su cuerpo, lo cual le da a las masas una apariencia algodonosa. Cuando están próximos a reventar, los huevos se oscurecen y eclosionan en 2 a 5 días. Las larvas jóvenes se alimentan en grupos y tejen "telarañas" sobre la parte inferior del follaje donde se están alimentando. Las larvas varían de color, pero usualmente tienen un verde oliva con bandas de color claro en el lomo y una banda más ancha a cada lado. El gusano ejército de la remolacha usualmente tiene una mancha oscura a cada lado del cuerpo por encima de la segunda pata verdadera. Las larvas maduras varían en tamaño, pero usualmente miden más de 3 cm de longitud. Las larvas generalmente pasarán por cinco ínstares. Las larvas del gusano ejército se dispersan a medida que aumenta su edad y se mueven hacia el centro de la planta. Las larvas grandes tienen mucha movilidad y una sola larva puede atacar varias plantas. Cuando el clima es cálido, las larvas llegan a su madurez en unas 2 a 3 semanas y empupan en el suelo. La polilla tiene las alas anteriores de dolor marrón grisoso, con una mancha pálida en el la parte media del margen frontal y las alas posteriores son blancas con el margen anterior oscuro. La envergadura alar de un adulto es aproximadamente de 3 cm. El ciclo de vida completo desde huevo hasta adulto requiere aproximadamente 36 días a 27°C.

Daño: Después de salir del huevo las larvas comienzan a alimentarse de las hojas y pueden consumir las plántulas completamente. El gusano ejército de la remolacha puede atrasar severamente o matar las plántulas de lechuga. El daño a la lechuga usualmente no es económicamente grave en el período entre raleo y acopamiento, a menos que las poblaciones sean altas. Sin embargo, una vez que comienzan a cerrar las cabezas, las larvas pueden alimentarse de ellas, haciendo imposible llevarlas al mercado. Las larvas del gusano ejército entran a las cabezas de lechuga desde abajo y comen hacia adentro alimentándose de los márgenes de las hojas. A menudo el daño no se puede ver sin quitar las hojas externas y cortar la cabeza para abrirla.

2. Medidor del Repollo, Trichoplusia ni (Hübner)

Descripción e Historia de Vida: El medidor del repollo es una plaga muy destructiva de la lechuga y también se alimenta de muchos otros cultivos incluyendo coles, hortalizas de hojas verdes, melones, tomates y algodonero. Los medidores del repollo se presentan todo el año en la áreas del centro y suroeste del desierto de Arizona. Las poblaciones son especialmente problemáticas en el otoño, cuando están emergiendo las recién sembradas hortalizas de invierno.

Las polillas del medidor del repollo ponen los huevos individualmente; tienen forma de domo y son colocados en el lado inferior de las hojas más viejas. Una sola hembra puede poner de 275 a 350 huevos. Los huevos se oscurecen a medida que envejecen y revientan en 2 a 5 días. Las larvas son de color verde claro y tienen una banda blanca característica a cada lado del cuerpo. Las larvas tiene pares de patas verdaderas en la parte anterior del cuerpo y tienen tres pares de patas más gruesas, sin articulaciones en el extremo posterior del cuerpo. Se mueven de una manera como "midiendo cuartas", arqueándose en la porción media del cuerpo a medida que se mueven hacia adelante. Para su pleno desarrollo y llegar al 5º instar larval se requieren de dos a cuatro semanas. Las pupas del medidor del repollo tienen un color de verdoso a marrón y están envueltas en un delicado capullo de hilos delgados; usualmente están pegadas al lado inferior de una hoja. El empupamiento usualmente toma de 10 a 16 días. La polilla es de color pardo moteado y tiene una mancha plateada (algunas veces como una figura de 8) cerca de la mitad del ala anterior. El medidor del repollo puede tener de 3 a 5 generaciones por año.

Daño: Los medidores dañan las plantas pues al comer hacen huecos en las hojas y algunas veces abren galerías hacia las cabezas. También causan daño al contaminar las partes vendibles con partes de su cuerpo o con excrementos. Altas poblaciones pueden comer en las plántulas con severidad suficiente para matarlas o detener el crecimiento lo suficiente para inhibir la madurez uniforme del cultivo, pero la mayor parte del daño económico ocurre después del encabezamiento. Las plantas jóvenes, entre el raleo y el encabezamiento, pueden tolerar considerable alimentación de los medidores y otras orugas sin pérdida de rendimiento o calidad. Las cabezas contaminadas con medidores, o con túneles hechos por los medidores no se pueden llevar al mercado.

3. Heliothinae

Gusano de la mazorca del maíz, Helicoverpa zea (Boddie)

y gusano de la yema del tabaco, Heliothis virescens (Fabricius)

 

Descripción e Historia de Vida: Los Heliothinae son plagas muy destructivas de muchos cultivos incluyendo maíz, algodonero, tomates, lechuga, soya y sorgo granífero. Los Heliothinae frecuentemente llegan a la lechuga de cultivos alrededor, particularmente algodonero. Esta plaga ocurre en todo el estado pero es más común en el centro y oeste de Arizona. Aunque el gusano de la yema del tabaco es la especie predominante en lechuga en las áreas bajas del desierto, tanto el gusano de la mazorca del maíz como el gusano de la tema del tabaco son muy similares en apariencia y biología, y sus estrategias de manejo en lechuga son las mismas.

Las polillas del gusano de la mazorca del maíz varían en color pero la mayoría tienen las alas anteriores de color grisoso a marrón claro con líneas irregulares y áreas oscuras hacia las puntas de las alas. Las alas posteriores son blancas con manchas oscuras irregulares. Las alas frontales de la polilla del gusano de la yema del tabaco son de color verde oliva pálido con tres bandas angostas, oscuras y oblicuas. Las alas posteriores son blancas con un borde marrón rojizo. La envergadura de ambas polillas es aproximadamente de 4 cm. Las polillas hembras ponen sus huevos individualmente sobre las hojas de lechuga. Los huevos recién puestos son blancos pero luego desarrollan un anillo de color rojo oscuro o marrón alrededor de la parte alta, en unas 24 horas. Los huevos toman color oscuro antes de eclosionar, a medida que la larva se desarrolla internamente. Los huevos de Heliothinae se distinguen de los de los falsos medidores de la alfalfa o el repollo por las estrías más profundas y forma más hemisférica. Una polilla hembra pondrá de 500 a 3000 huevos. Los Heliothinae prefieren poner sus huevos hacia la corona de la planta, en los terminales de crecimiento. Los huevos revientan en 2 a 10 días.

A lo largo de las espaldas de larvas de Heliothinae recién eclosionadas hay hileras discretas de tubérculos con uno o dos pelos saliendo de cada uno de ellos. Las larvas de Heliothinae son caníbales y se comerán unas a otras y a otras larvas de Lepidoptera. Por tanto, usualmente no se las encuentra cerca de otras orugas. Prefieren alimentarse del crecimiento terminal o de cabezas de plantas de lechuga. Las larvas de Heliothinae usualmente desarrollan unas bandas características a medida que maduran, pero el color general de las orugas es variable. Los tubérculos y el pelo permanecen obvios en larvas mas viejas que son de color oscuro pero son menos visibles en las de color más claro. Además de los pelos más grande y los tubérculos, los Heliothinae tienen espinas cortas y muy pequeñas que cubren grandes porciones de la piel, las cuales se pueden ver con una lupa manual de 10X. Estas diminutas espinas distinguen el gusano de la mazorca del maíz y su pariente cercano el gusano de la yema del tabaco de todas las demás orugas que se podrían encontrar en lechuga. Las larvas de Heliothinae se alimentarán durante 2 a 4 semanas y mudarán cinco veces antes de empupar. Ellas empupan en el suelo y permanecen es este estado por unos 10 a 25 días.

Daño: Cuando las poblaciones son grandes al comienzo de la estación, los Heliothinae pueden acabar con siembras de lechuga en estado de plántula. El daño a las plántulas es similar al causado por el gusano ejército de la remolacha. Los Heliothinae tienen una probabilidad mucho mayor de perforar las cabezas de lechuga que otras larvas de Lepidoptera, haciendo imposible llevar estas cabezas al mercado. Las larvas se alimentan en la corona de la planta dejando huecos y vacíos en la vena media, y algunas veces matan el punto de crecimiento. El potencial de daño se reduce a medida que las plántulas crecen; el daño económico no es común entre el entresaque y la formación de la cabeza.

Una vez que se forman las cabezas, las larvas grandes de Heliothinae usualmente perforarán las cabezas. Las larvas pueden entrar a la cabeza desde cualquier punto, aunque usualmente lo hacen desde la mitad superior de la cabeza. Cuando las perforaciones comienzan bajo o entre las hojas de envoltura, la infestación puede no ser notada hasta que la cabeza es cosechada. Una vez dentro de la cabeza, los Heliothinae están protegidos y son difíciles de controlar con insecticidas.

Manejo y Control de las Principales Plagas Lepidópteras

Los controles culturales ayudan a suprimir las poblaciones de Lepidoptera. Pase los discos al campo inmediatamente después de la cosecha para matar larvas y pupas. La sanidad a lo largo de los bordes del campo es importante; el gusano ejército de la remolacha a menudo migra de campos enmalezados a campos recién plantados. Demorar la siembra de lechuga hasta después que campos vecinos de algodonero han sido defoliados puede ayudar a reducir la presión de poblaciones del gusano ejército de la remolacha y de los Heliothinae.

Para un buen establecimiento de las poblaciones de lechuga es esencial el control de larvas de Lepidoptera. El monitoreo de todas las plagas lepidópteras en lechuga debe comenzar antes de la emergencia de las plántulas. A medida que los campos son sembrados revise las malezas en los taludes de las zanjas y en los bordes de los campos en búsqueda de larvas y huevos de Lepidoptera. Una vez que emerjan las plántulas, tome muestras de al menos 25 plantas en cada cuadrante del campo, dos veces por semana, buscando huevos y larvas jóvenes. Si hay una larva por 100 plántulas, posiblemente se justifique una aplicación de insecticida. Tenga como objetivo las larvas jóvenes, son más fáciles de controlar con insecticidas. Programar las aplicaciones de insecticida para el pico de la eclosión de los huevos mejorará el control y matará las larvas antes que tengan tiempo para entrar las áreas protegidas dentro de la cabeza. Los huevos de colores oscuros son los que están próximos a eclosionar. El umbral de acción para larvas de lepidópteros en lechuga, entre raleo y encabezamiento es una larva por cada 50 plantas.

Durante la formación de la cabeza, las larvas de Lepidoptera deben ser evaluadas dos o tres veces por semana dependiendo de la presión de insectos. Las evaluaciones deben incluir el retirar las hojas de envoltura y disectar algunas cabezas. Justo antes y después del encabezamiento, aplique tratamientos si las larvas de lepidópteros llegan a una larva por cada 25 plantas. Para mantener bajos los niveles de población a menudo se requieren varios tratamientos de insecticidas.

La identificación correcta de las especies es esencial para determinar cuáles insecticidas usar. Insecticidas efectivos contra una especie, a menudo son inefectivos contra otra. Cuando hay varias especies presentes en números grandes, usualmente son necesarias las mezclas de tanque de los insecticidas. Muchos productores han reportado que es difícil el control del gusano ejército de la remolacha con insecticidas. Se deben llevar a cabo buenas prácticas de manejo de resistencia a los insecticidas y el cubrimiento con la aspersión debe ser bueno. Añadir a insecticidas convencionales un producto de B.t. usualmente ayudará a mejorar el control y también el manejo de la resistencia. Además, los medidores del repollo son especialmente sensibles a los B.t.s. Incluir un B.t. con las aplicaciones de insecticida dirigidas al gusano ejército de la remolacha usualmente controlará la mayoría de los medidores del repollo presentes.

C. Minadores de la Hoja

Minadores de la Hoja de las Hortalizas, Liriomyza sativae Blanchard y Liriomyza trifolii (Burgess)

Descripción e Historia de Vida: Los Liriomyza minadores de la hoja ocasionalmente causan daño económico a la lechuga. Las principales especies de minador de la hoja en Arizona incluyen L. trifolii y el minador de las hortalizas, L. sativae. Problemas con minadores de la hoja con más frecuencia están asociados con campos vecinos de algodonero o melones. En lechuga sembrada en agosto o septiembre, L. sativae usualmente es la especie predominante, pero para febrero, usualmente predomina L. trifolii.

Los adultos de los minadores de la hoja son moscas pequeñas, de color negro brillante con amarillo, que tienen una mancha triangular de color amarillo brillante en la parte superior del tórax, entre las alas. Entre los adultos de L. sativae y L. trifolii existen sutiles diferencias. La última especie ha desarrollado resistencia a muchos insecticidas. Las hembras perforan hojas jóvenes y ponen huevos dentro de las hojas. Tanto la mosca hembra como el macho a menudo se alimentan en los sitios de las perforaciones. Después de 2 a 4 días, las larvas salen del huevo y comienzan a alimentarse en el tejido del mesófilo de la planta justo por debajo de la superficie superior de la hoja. Los sinuosos túneles que resultan, inicialmente son pequeños y angostos, pero aumentan en tamaño a medida que las larvas crecen. Las larvas emergen de las minas después de completar tres ínstares en 4 a 20 días y caen al suelo a empupar. La pupación toma de 7 a 25 días. A temperaturas de 10°C o más bajas, se detiene el desarrollo. En lechuga, los minadores algunas veces completan el estado pupal en la planta cerca de la base de la hoja.

Las moscas adultas emergen de la pupa después de unos 7 a 11 días. En total el ciclo de vida se puede completar en menos de 3 semanas cuando las temperaturas son cálidas. En Arizona cada año se producen muchas generaciones.

Daño: La principal causa de daño a las plantas son las minas que las larvas hacen en las hojas. Las minas reducen la fotosíntesis de la planta, hacen que porciones cosechables no se puedan llevar al mercado y abren el acceso para patógenos. Cuando las poblaciones son altas, las plantas pueden morir o sufrir estrés al punto en que algún patógeno fácilmente puede infectar la planta. Los minadores de la hoja también pueden causar daño después de la cosecha. Los minadores de la hoja que cortan los tejidos foliares después de la cosecha, a menudo empupan entre las hojas. Estas pupas no solo son contaminantes, sino que a menudo mueren y se pudren, creando un substrato para patógenos de postcosecha que infectan la lechuga.

Manejo y Control: Monitoree las plántulas jóvenes de manera regular buscando la presencia de minadores de la hoja. En lechuga, la mayoría de la minas ocurren en los cotiledones y en las primeras hojas verdaderas. Después del entresaque, tome muestras de hojas de la porción media de la planta. Si la población de minadores de la hoja llega a niveles muy altos cuando las plántulas tienen solo cuatro o cinco hojas, puede ser necesario un tratamiento químico. El umbral para minadores de la hoja en lechuga es un promedio de una o más minas activas por hoja, excepto en las porciones vendibles en las cuales el daño no puede ser tolerado.

Trampas pegajosas pueden ayudar a determinar cuando ocurren las migraciones tempranas y también ayudan a determinar la composición de especies. Es importante identificar la especie dominante de minador, L. trifolii es mucho más difícil de controlar con insecticidas que L. sativae.

Enemigos naturales, principalmente avispas parásitas en los géneros Diglyphus, Opius y Chrysocharis, usualmente mantienen las poblaciones de minadores de la hoja por debajo de los niveles de daño económico. Los parasitoides a menudo son muertos por los insecticidas aplicados para control de otras plagas tales como el gusano ejército de la remolacha. Esto resulta en explosiones secundarias de población de los minadores de la hoja. Uso de insecticidas selectivos para control de gusanos a menudo preservará los parasitoides de los minadores de la hoja de modo que no sean necesarios los tratamientos.

III. Plagas Chupadoras

A. Mosca Blanca de la Batata, Bemisia tabaci (Gennadius) Línea B

También conocida como

Mosca Blanca de la Hoja Plateada, Bemisia agentifolii Bellows y Perring

Descripción y Ciclo de Vida: Tomando como base el mundo entero, se considera que la mosca blanca de la batata es una de las principales plagas de los cultivos producidos para alimentos y fibras. No se la consideraba una plaga importante hasta 1981, cuando poblaciones extremadamente grandes se volvieron comunes en melones y lechuga en todo el suroeste. En diez años, la mosca blanca de la batata cambió de posición de ser una plaga secundaria a convertirse en la principal plaga de las hortalizas y el algodonero en el suroeste. Se cree que este cambio en la situación de la plaga ocurrió debido al desarrollo de una nueva raza de mosca blanca de la batata (línea o raza B). La raza B también se conoce como mosca blanca de la hoja plateada. Se cree que el rango de hospederos de la línea B es mucho más grande que el de la vieja línea, y tolera mejor los insecticidas.

Los huevos son puestos principalmente en el lado inferior de las hojas. Los huevos son diminutos (0.2 mm), puntudos, oblongos y amarillos. Una hembra pondrá 50 a 400 huevos. Cuando van a eclosionar, el ápice de los huevos se oscurece. Los huevos revientan en 2 a 5 días y salen los gateadores, con una limitada capacidad de desplazamiento. Los gateadores (ninfas de primer instar) son de forma ovalada y color amarillento. Miden 0.2 a 0.3 mm de largo, y deambularán hasta encontrar una vena menor. Una vez que encuentran un sitio de alimentación aceptable, se vuelven inmóviles y permanecen así durante cuatro estados ninfales. Se alimentan insertando sus partes bucales tubulares en las venas y extraen savia del floema. Las ninfas de finales del tercer instar y las del cuarto tienen unas manchas oculares definidas de color rojo y son denominadas ninfas de ojos rojos. Al final del cuarto instar entran en lo que se denomina el estado pupal. Sus estuches pupales tienen forma de domo, son de perfil ovalado, y miden de 0.7 a 0.8 mm de longitud. El tamaño de las poblaciones de mosca blanca en un campo particular de lechuga de otoño está relacionado, en gran parte, con la proximidad de algún cultivo de algodonero o de melón.

Daño: el daño por las grandes poblaciones de mosca blanca puede resultar en daño al cultivo por la clorosis foliar, la reducción del tamaño de las cabezas y el retraso de la cosecha asociados con la alimentación de la mosca blanca. La mosca blanca también causa daño económico por la contaminación asociada con los insectos mismos, y con la presencia de melaza o acumulación de fumagina. Se ha llegado a observar la destrucción total de siembras tempranas de lechuga de otoño como resultado de la extracción de grandes cantidades de savia del floema de las plántulas.

Manejo y Control: Lechuga sembrada en situaciones de alto riesgo (siembras de agosto y septiembre, o siembras posteriores cercanas a una fuente significativa de mosca blanca) deben ser tratadas en forma profiláctica con un insecticida sistémico aplicado al suelo. La lechuga sembrada en octubre o más tarde, cuando las temperaturas han bajado y no hay fuentes significativas de mosca blanca en un radio de kilómetro y medio, deben tratarse con insecticidas adulticidas foliares solo cuando sea necesario. El mejor control usualmente se logra con mezclas de tanque de insecticidas. Para un control adecuado es esencial un buen cubrimiento. Si es posible, use un equipo terrestre de aplicación de alta presión que aplique a 300 p.s.i. aproximadamente 500 a 600 litros por hectárea.

La lechuga se debe monitorear tan pronto como emergen las plantas. Las poblaciones de mosca blanca incrementarán en algodonero y alfalfa, de modo que los productores deben poner particular atención a la lechuga sembrada viento abajo o adyacente a esos cultivos. Una vez que aparecen los adultos de mosca blanca en un campo en número suficiente, deben comenzar los tratamientos. La mosca blanca se controla mejor evitando la colonización: no permita que la población de adultos aumente y comience a poner huevos. Monitoree para mosca blanca temprano en la mañana cuando los adultos son sedentarios. Una vez que las temperaturas comienzan a aumentar, los adultos comienzan a agitarse y moverse y será difícil contarlos. A media mañana, monitoree el movimiento fijándose en el posible movimiento de dispersión de enjambres.

Retrasar las siembras de la lechuga de otoño hasta que la mayor parte del algodón haya sido defoliado y cosechado evitará los principales vuelos de las poblaciones de la mosca blanca. La destrucción de los cultivos después de la cosecha es una valiosa herramienta para impedir el incremento de las poblaciones de mosca blanca. Una vez que las temperaturas comienzan a enfriar, la mosca blanca generalmente ya no es un problema en lechuga. Entonces, la lechuga de primavera generalmente no es afectada por la mosca blanca.

B. El Áfido Verde del Duraznero, Myzus persicae (Sulzer)

Descripción e Historia de Vida: El áfido verde del duraznero se considerado como el áfido plaga económicamente más importante de la lechuga en el suroeste de los Estados Unidos. Generalmente se considera que el áfido verde del duraznero es una plaga en la primavera.

Los adultos alados del áfido verde del duraznero tienen la cabeza y el tórax negro/marrón. Su abdomen es de color verde claro o rojo con un moteado negro/marrón. En la base de cada antena de muchos áfidos hay una pequeña protuberancia llamada tubérculo. En el áfido verde del duraznero estos tubérculos son pronunciados y convergentes hacia adentro, mientras que en otras especies similares esos tubérculos son menos pronunciados o divergentes. Los adultos sin alas son de color verde claro o rojo con los mismos tubérculos antenales. Las ninfas parecen ser versiones pequeñas de los adultos.

El ciclo de vida del áfido verde del duraznero es típico de los áfidos. En los climas sureños se reproduce asexualmente. Las poblaciones consisten enteramente de hembras que se reproducen dando solo hembras vivíparas. Este tipo de reproducción le da a los áfidos una tremenda capacidad reproductiva. Una hembra fácilmente puede dar nacimiento a 80 o 100 jóvenes durante su vida de unos 30 días. En climas más fríos los áfidos verdes del duraznero pasan el invierno como huevos puestos en árboles de duraznero (u ocasionalmente en melocotoneros o ciruelos).

Como respuesta a la sobrepoblación de áfidos o por la declinante calidad de la planta hospedera, se producen formas migratorias (aladas) que se van a nuevos hospederos (malezas o cultivos). Esto ordinariamente ocurre a comienzos de la primavera.

Daño: El áfido verde del duraznero daña la lechuga principalmente al actuar como contaminante. Los empacadores aceptarán muy poca contaminación por áfidos. Además, el áfido verde del duraznero sirve como vector para el virus del mosaico de la alfalfa, el virus del mosaico de la lechuga y el virus del amarillamiento occidental de la remolacha que afectan a la lechuga. Los virus que atacan la lechuga no han sido un problema en años recientes. La predicción de los problemas virales es virtualmente imposible por cuanto depende de los niveles de inóculo y de cuándo tendrán lugar los vuelos de los áfidos. Es muy poco lo que se puede hacer al respecto, si es que hay algo que se pueda hacer para prevenir la enfermedad, aún si pudiéramos hacer predicciones precisas.

Manejo y Control: La lechuga que se siembra para ser cosechada durante febrero y marzo, debe ser tratada de manera profiláctica con un insecticida sistémico aplicado al suelo al momento de la siembra. Para el control, otras siembras pueden depender de materiales de aplicación foliar. Revise los campos dos veces por semana, pero comience más intensamente a mediados de enero. El áfido verde del duraznero prefiere el lado inferior de las hojas viejas. Después del raleo y antes del encabezamiento, se pueden tolerar colonias de diez áfidos o menos. Pero una vez que la lechuga se acerca a la formación de la cabeza, ya no se pueden tolerar los áfidos verdes del duraznero. La clave para controlar al áfido verde del duraznero es prevenir la formación de colonias grandes. A menudo es difícil lograr un control adecuado con aspersiones foliares y se debe hacer evaluaciones de seguimiento para determinar si es necesaria otra aplicación de insecticida. Los áfidos verdes del duraznero a menudo son más numerosos en campos que tienen malezas como mostaza y miembros de la familia del cenizo [Chenopodiaceae]. El control de estas malezas puede ayudar a prevenir el aumento de población del áfido verde del duraznero.

C. Thrips

Thrips Occidental de las Flores, Frankliniella occidentalis (Pergande)

y Thrips de la Cebolla, Thrips tabaci Lindeman

Descripción e Historia de Vida: Los thrips están presentes durante toda la estación en la mayor parte de los campos de lechuga, pero usualmente son más abundantes durante la primavera después que las temperaturas comienzan a calentar. Los thrips pueden aumentar en áreas de malezas, cebollas, trigo o praderas no regadas, moviéndose a la lechuga en grandes números cuando los otros hospederos comienzan a secarse. Los thrips son insectos diminutos, delgados y alargados. Tienen alas como correas plumosas. Son muy activos y se escabullirán rápidamente por los tejidos de la planta. Debido a la diferencia en la facilidad de control, es importante poder distinguir entre el thrips occidental de las flores y el thrips de la cebolla. El thrips occidental de las flores es difícil de definir porque tiene muchas variantes de color. En color las hembras van desde amarillo pálido a amarillo con parches marrones sobre el cuerpo, y a marrón oscuro. Los machos del thrips occidental de las flores son de color amarillo claro. Los adultos del thrips occidental de las flores miden como 1.5 mm de longitud. Los inmaduros generalmente son de color amarillo claro. El thrips occidental de las flores tiene una pigmentación ocelar amarillo rojiza y las antenas con ocho segmentos. En los Estados Unidos, El thrips de la cebolla se reproduce asexualmente por medio de partenogénesis. En los Estados Unidos no hay machos en el thrips de la cebolla. La hembra del thrips de la cebolla es ligeramente más pequeña que la hembra de thrips occidental de las flores, midiendo solo como 1.2 mm de longitud. El cuerpo es amarillo con parches marrones en los tergitos del abdomen y del tórax. Las patas son de color marrón amarillento y el segmento antenal I y la base de los segmentos III a V son de color blanco pardusco, el resto de la antena es marrón. Su pigmentación ocelar es gris y tienen siete segmentos en las antenas. Los thrips de la cebolla inmaduros generalmente son de color amarillo claro. Cuando las temperaturas son cálidas predominan las formas de color claro mientras que cuando las temperaturas son más frescas predominan las formas marrones.

La metamorfosis de los thrips es entre simple y completa. Los estados son: huevo, dos estados larvales, prepupa, pupa y adulto. Los huevos, que son pequeños y tienen forma de frijol son puestos dentro del tejido de la planta y eclosionan en 2 a 7 días. Las ninfas se parecen a los adultos, excepto que son más pequeñas, carecen de alas y son de color más pálido. Las ninfas pasarán por cuatro ínstares en 15 a 30 días. Los dos últimos ínstares no se alimentan y los pasan en el suelo o como pupas en la basura que hay entre las plantas.

Daño: Los thrips se alimentan haciendo un hueco en la epidermis con su única mandíbula, perforan las células con los estiletes maxilares y chupan la savia que es exudada. La alimentación de los thrips hace que las hojas de las plántulas crezcan más lentamente, se arruguen y se distorsionen. Sin embargo, el daño puede ser de poca importancia si las temperaturas son suficientemente cálidas para que, por su rápido crecimiento, las plantas se sobrepongan al daño. La alimentación también causa unas cicatrices de color marrón en las hojas, dándoles una apariencia pecosa o como quemada. Este tipo de daño a menudo es confundido con quemaduras por el viento o por la abrasión causada por la arena, pero se puede distinguir por numerosos flecos negros dispersos sobre las áreas decoloradas; estos son las heces de los thrips. En plantas jóvenes, hojas severamente dañadas se secan y caen. A menudo el daño no se nota hasta que la población de thrips se ha reducido o ha desaparecido. Al momento de la cosecha, los thrips pueden ser contaminantes en las partes cosechables.

Manejo y Control: Las explosiones de población de thrips a menudo están asociadas con campos que tienen altas poblaciones de mostaza silvestre o campos cerca de siembras comerciales de mostaza o trigo. Muchas poblaciones de thrips, particularmente del thrips occidental de las flores, son resistentes a algunos insecticidas y un control adecuado a menudo es difícil de lograr. El control químico solo se debe usar cuando las poblaciones de thrips son extremadamente altas o hay preocupación por la contaminación del producto. Se ha demostrado que los piretroides son efectivos contra el thrips de la cebolla, pero deben evitarse para controlar el thrips occidental de las flores porque se sospecha que son la causa de explosiones de la población de esta plaga.

Referencias Seleccionadas

Anónimo 1987. Integrated pest management for cole crops and lettuce. Univ. de Calif. Statewide IPM Proj., Publicación 3307. 112 pp.

Kerns, D. L. y J. C. Palumbo. 1995. Using Admire on desert vegetable crops. Univ. de Ariz., Coop. Extn. 195017, Tucson. IPM Serie No. 5.

Kerns, D. L., J. C. Palumbo y D. N. Byrne. 1995. 1995 Insect pest management guidelines for cole crops, cucurbits, lettuce, and leafy green vegetables. Univ. de Ariz., Coop. Extn. Publ. 195007, 34 pp.

Palumbo, J. C., D. L. Kerns, C. E. Engle, C. A. Sanchez y M. Wilcox. 1996. Imidacloprid formulation and soil placement effects on colonization by sweetpotato whitefly (Homoptera: Aleyrodidae): head size and incidence of chlorosis in lettuce. J. Econ. Entomol. 89: En imprenta.

Palumbo, J. C. y D. L. Kerns. 1995. Effects of imidacloprid as a soil treatment on colonization of green peach aphid and marketability of lettuce. Southwest. Entomol. 18: 339-346.

Palumbo, J. C. C. H. Mullis, Jr. y F. J. Reyes. 1994. Composition, seasonal abundance and parasitism of Liriomyza (Diptera: Agromyzidae) species on lettuce in Arizona. J. Econ. Entomol. 87: 1070-1077.


Regresar a la: Portada del Texto Mundial de MIP de Radcliffe.


La Universidad de Minnesota es un empleador y educador igualitario.
Última modificación: sábado 17 de mayo de 1996
© Regentes de la Universidad de Minnesota, 1996