El Texto Mundial de MIP El Texto Mundial de MIP Universidad de Minnesota
 

Manejo de Insectos Plagas del Girasol

Larry D. Charlet
USDA, ARS
Northern Crop Science Lab
Fargo, ND

Gary J. Brewer
Departamento de Entomología
Universidad del Estado de Dakota del Norte
Fargo, ND

Traducción al castellano por el Dr. Rafael E. Cancelado
To return to the English version click here [
X]

 

El girasol silvestre, un complejo de especies de Helianthus nativas de Norteamérica, evolucionó asociado a un gran número de insectos. Cuando comenzaron las siembras comerciales de girasol a gran escala en la década de los años 1970, muchos de los insectos asociado se trasladaron a la planta cultivada. Se han reportado más de 150 especies de insectos fitófagos en girasol cultivado o nativo. El girasol es el único cultivo de hilera en Norteamérica que coexiste con sus congéneres nativos. Esto ha exacerbado el desarrollo de los problemas insectiles al tener monocultivos donde antes solo había hospederos aislados. Varias especies de insectos se han adaptado al girasol cultivado y se han convertido en plagas económicas. La siguiente discusión de los insectos asociados con el girasol está organizada de acuerdo con la parte de la planta que es atacada.

ESPECIES QUE SE ALIMENTAN DE LAS RAÍCES Y EL TALLO

La polilla de la yema del girasol, Suleima helianthana (Riley) (Lepidoptera: Tortricidae) se encuentra en girasol desde México hasta la parte central de los Estados Unidos, y ocurre en todas las áreas donde se produce girasol. Las larvas hacen túneles en el tallo, el pecíolo de la hoja o el receptáculo, para alimentarse de la médula. Los huecos de entrada se caracterizan por excrementos negros y pegajosos que sobresalen del tallo, el pecíolo de la hoja o en forma menos común de la yema. Es más posible que las larvas de la segunda generación se alimenten en el receptáculo del capítulo que las de la primera generación. Aunque la alimentación de las larvas algunas veces produce tallos, pecíolos de las hojas y capítulos malformados, normalmente los túneles en los tallos no interfieren con el desarrollo de los mismos.

picudo del tallo del girasol

El picudo del tallo del girasol, Cylindrocopturus adspersus (LeConte) (Coleoptera: Curculionidae), se ha convertido en una plaga de importancia económica en el girasol cultivado tanto al norte como al sur de las Grandes Planicies de los Estados Unidos y en Saskatchewan. En los últimos años las áreas de producción de girasol en el occidente de Kansas y el oriente de Colorado han experimentado pérdidas severas debido a esta plaga. Las larvas se alimentan, desarrollan y pasan el invierno en el tallo. Los adultos tienen una longitud de 4 a 5 mm y son de color grisoso a marrón. En las planicies del sur los adultos emergen de su invernación en los tallos y la corona de las raíces de principios a mediados de abril y de mediados a finales de junio en las planicies del norte. Los adultos se alimentan de los tallos y el tejido foliar. Las hembras depositan sus huevos bajo la epidermis, en la base de los tallos del girasol. Las larvas de los primeros ínstares se alimentan del tejido vascular y, a medida que estas larvas maduran, hacen túneles dentro de la médula. Hacia finales de agosto las larvas bajan a la parte inferior de los tallos o a la corona de la raíz y excavan las cámaras de invernación en el córtex del tallo. Generalmente, la alimentación de los adultos causa daños menores a la planta. Si la población larval de la planta es alta, el tallo, debilitado por los túneles, por la destrucción de la médula, o por las cámaras de invernación, se partirá causando la pérdida de todo el capítulo antes de la cosecha. En Dakota del Norte, una infestación media de 38 larvas por tallo resultó en 28% de encame. La rotura de los tallos debido al picudo del tallo del girasol es más grave durante los períodos de sequía severos o cuando hay vientos fuertes y las plantas se están secando antes de la cosecha. En las planicies del sur fueron necesarias poblaciones de más de 80 larvas/tallo antes de que hubiera pérdida de rendimiento por la alimentación de las larvas. El picudo del tallo del girasol también ha sido implicado en la epidemiología de patógenos del girasol, tales como el tallo negro causado por Phoma, el cual contribuye al síndrome de la maduración prematura en las planicies del norte y que puede predisponer las plantas a infección por la pudrición carbonosa del tallo (Macrophomina phaseolina (Tassi) Goid) en girasol en las planicies del sur. El uso de insecticidas tanto foliares como sistémicos es efectivo para la reducción de poblaciones larvales y la caída de los tallos. La siembra tardía fue efectiva tanto en las planicies del norte como en las del sur para reducir las densidades larvales en los tallos. El laboreo del suelo no fue efectivo para aumentar la mortalidad de las larvas que estaban invernando debido a la protección que las larvas tienen dentro de los tallos, pero al enterrar los tallos hubo una reducción en la emergencia de adultos en la siguiente primavera. La resistencia a la alimentación, oviposición, y desarrollo larvario está presente en muchas especies nativas de girasol. Algunas especies de avispas parásitas atacan las larvas.

El picudo negro del tallo del girasol, Apion occidentale Fall (Coleoptera: Curculionidae) ha sido reportado de Dakota del Norte, Minnesota, y Texas. Los adultos emergen de finales de mayo comienzos de junio. Los huevos son depositados bajo la epidermis en los pecíolos de las hojas o tallos cerca de las axilas. Los adultos se alimentan desde comienzos de la primavera hasta finales de julio de los tejidos de las hojas y los tallos. La alimentación de las larvas tiene lugar en los tejidos vasculares y de la médula de tallos y pecíolos. Las larvas empupan dentro de los túneles en los cuales se alimentan y los adultos emergen en agosto. Los adultos bajan al suelo o a residuos de la planta para pasar el invierno. El daño por alimentación rara vez es significativo, pero el picudo ha sido asociado con la transmisión del patógeno, Phoma macdonaldii Boerma, agente causal del tallo negro causado por Phoma.

El escarabajo de la zanahoria, Ligyrus gibbosus (DeGreer) (Coleoptera: Scarabaeidae) tiene un amplio rango de hospederos y está presente en todos los Estados Unidos, el sur de Canadá y el norte de México. Se ha encontrado que 24 especies de plantas no cultivadas son hospederas de este escarabajo. Se ha reportado daño en Kansas, pero el escarabajo de la zanahoria ha sido una plaga seria en las planicies altas y onduladas de Texas y áreas adyacentes de Oklahoma. El escarabajo de la zanahoria es univoltino con una emergencia masiva de los adultos que han invernado en el suelo a principios de abril. Las hembras comienzan a poner huevos a principios de mayo. Los adultos cavan en el suelo alrededor de las raíces de las plantas por las noches. Los huevos son puestos en la base de las plantas en suelos con alto contenido de materia orgánica. Las larvas se alimentan de detritos y no se las encuentra en los campos de girasoles. Los adultos pasan el invierno en el suelo. El daño ocurre como resultado de que los adultos podan las raíces laterales y se alimentan de la raíz pivotante lo cual causa una marchitez sorpresiva y la muerte de la planta. La aplicación de insecticidas no ha sido efectiva para prevenir el daño por la alimentación de los adultos. Los adultos son atacados por bacterias, hongos, cinco especies de moscas parásitas de la familia Sarcophagidae y varios predatores vertebrados. La mortalidad larvaria se debe al ataque de escarabajos predatores carábidos y a patógenos. En algunas de las especies perennes de Helianthus se encuentra resistencia.

ESPECIES QUE SE ALIMENTAN DEL FOLLAJE

La dama pintada o gusano del cardo, Vanessa cardui (L.) (Lepidoptera: Nymphalidae) probablemente es la especie de mariposa de más amplia distribución en el mundo y tiene un rango de hospederos de más de 100 especies de plantas alimenticias. Las larvas se alimentan principalmente de cardo del Canadá (Cirsium arvense (L.) Scop.) y ayudan a reducir las poblaciones de esta maleza nociva. Sin embargo, H. annuus es un hospedero común y la dama pintada ocasionalmente ha sido plaga del girasol en Canadá, los E.E.U.U. y México. Los adultos emigran hacia áreas del norte de Norteamérica de sus sitios de invernación en México, y llegan a comienzos de junio. No hay evidencia de diapausa o de algún estado que sobreviva los fríos inviernos. Las larvas se alimentan de las hojas donde producen una especie de telaraña suelta y, si son numerosas, pueden defoliar la planta completamente. Explosiones ocasionales de la población en la parte norte de las Grande Planicies han resultado en daño severo localizado de campos cultivados. La alta parasitación y altas infecciones de enfermedades bacteriales limitan el daño.

Sunflower beetle escarabajo del girasol

El escarabajo del girasol, Zygogramma exclamationis (Fabricius) (Coleoptera: Chrysomelidae) ha sido reportado en girasol nativo desde Manitoba, Canadá, hasta Arizona. Aunque el escarabajo del girasol ocurre en la mayor parte de las áreas de los Estados Unidos, el daño económico al oeste del Mississippi ha sido confinado a Manitoba y las Planicies del norte. El adulto tiene una longitud de 6 a 8 mm y la cabeza tiene un color entre rojizo y marrón. Cada élitro es de color crema a blanco, con tres bandas oscuras que se extienden en toda su longitud. Una banda lateral más corta termina a mitad del ala en un pequeño punto de modo que parece como un signo de exclamación. Las larvas son de amarillentas a verdes, gibosas, negras y al madurar, como de unos 10 mm de longitud. Los adultos pasan el invierno en el suelo y emergen durante mayo, y se alimentan de las primeras hojas disponibles del girasol. Los escarabajos se aparean poco después de su emergencia, y los huevos son puestos individualmente sobre los tallos o en la parte inferior de las hojas del girasol. Las larvas maduras entran al suelo para empupar en celdillas de tierra. La nueva generación de adultos emerge a finales de julio o comienzos de agosto. Para pasar el invierno, los adultos vuelven a entrar al suelo después de un par de semanas. Las nuevas generaciones de adultos no se aparean y no hay desarrollo de huevos antes que entren al suelo. En las Planicies del norte hay una generación por año. La alimentación de los adultos en los bordes de las hojas se puede distinguir de la alimentación de las larvas, la cual ocurre en toda la superficie de la hoja. Los adultos se alimentan durante el día, mientras que las larvas se alimentan más que todo durante la noche y pasan el día escondidas en las áreas de crecimiento de los terminales. Densidades de población de solo dos adultos por planta más el resultado de la alimentación por las larvas puede reducir el rendimiento de semilla en más de 20%. Poblaciones larvales de 25 o más por planta pueden defoliar una planta completamente y reducir los rendimientos hasta en un 30%. Si la defoliación llega a 25 o 30% y las larvas aún están en los primeros estados de crecimiento se recomiendan medidas de control. Se ha demostrado que cuando las larvas se están alimentando activamente la aplicación de insecticidas es efectiva para prevenir daño económico. Siembras retrasadas también pueden resultar en densidades de larvas y adultos más bajas, reduciendo de esta manera la destrucción del follaje. Se ha demostrado que hay resistencia a la alimentación o a la reproducción en aproximadamente la mitad de las especies nativas de girasol. En condiciones de laboratorio especies perennes exhibieron antibiosis tanto a larvas como a adultos. Los enemigos naturales incluyen algunos predatores que se alimentan tanto de huevos como de larvas. También hay parasitoides que atacan todos los estados del escarabajo del girasol.

ESPECIES QUE SE ALIMENTAN DE LA CABEZA Y LA SEMILLA

Sunflower moth polilla del girasol

La polilla del girasol, Homoeosoma electellum (Hulst) (Lepidoptera: Pyralidae) es la plaga de más amplia distribución y más dañina del girasol en Norteamérica, excepto en Dakota del Norte, Dakota del Sur y Minnesota donde el picudo rojo de la semilla del girasol, Smicronyx fulvus LeConte, causa mayores pérdidas de rendimiento. Está presente en México y de una costa a la otra de los Estados Unidos y hasta las provincias canadienses de praderas. El adulto es una pequeña polilla gris brillante. La larva tiene bandas alternas oscuras y claras que corren longitudinalmente sobre un cuerpo de color anteado. La primera aparición estacional de las polillas y las larvas depende de la latitud del lugar. Las infestaciones se ven primero en Texas a comienzos de mayo y en Dakota del Norte y las provincias de las praderas canadienses en agosto. Las infestaciones son frecuentes y severas en la porción sur de su rango. En los límites norte de su rango la polilla del girasol no invierna. Las infestaciones en esas áreas son esporádicas y dependen de que la migraciones sean ayudadas por los vientos del sur. El rango de hospederos de la polilla del girasol incluye girasol silvestre y cultivado y otras especies de las Compositae. Los huevos son puestos en la superficie de cabezas abiertas de girasol. Larvas de primer ínstar se alimentan principalmente de polen. Las de segundo ínstar se alimentan de polen, y pueden taladrar la corola para alimentarse del polen dentro de los discos de flores. La alimentación por las de tercer ínstar puede cortar el estilo e impedir que el ovario sea fertilizado, lo cual resulta en semillas vacías. Las de tercer ínstar también comienzan a alimentarse de los ovarios. Una larva que se alimente hasta su madurez causa en promedio el daño de unas 96 flores por disco y daña unos 23 ovarios por larva. A medida que se alimentan, las larvas tejen una tela sobre la cara de la cabeza de girasol. La basura acumulada en la tela larvaria y el daño causado por la alimentación de las larvas predispone la cabeza a infección por Rhizopus. Las larvas maduras bajan al suelo donde tejen capullos para pasar el invierno. Algunos tachínidos y parasitoides himenópteros atacan la polilla del girasol y ayudan en su control, pero a menudo se necesitan otros métodos para proteger los girasoles comerciales de pérdidas económicas. Para monitoreo de las poblaciones se pueden usar trampas de feromonas sexuales. En Kansas, las siembras de primeros de junio usualmente tienen infestaciones más altas que las siembras posteriores. Sin embargo, en otros lugares, las fechas de siembra se tienen que ajustar para condiciones tales como los vuelos de las polillas, humedad disponible, y duración de la estación de crecimiento. Para el manejo de la polilla europea del girasol, H. nebulella (Hubner), se usa resistencia de las plantas basada en fitomelanina. El insecticida microbial, Bacillus thuringiensis (Berliner), se puede usar para suprimir infestaciones de la polilla del girasol y puede ser tan efectivo como los insecticidas organofosfatos. A pesar de la investigación sobre resistencia de plantas y controles biológico y cultural, necesariamente el método de control usualmente es un insecticida.

Banded sunflower moth polilla de bandas del girasol

La polilla de bandas del girasol, Cochylis hospes Walsingham (Lepidoptera: Cochylidae), tiene amplia distribución. Se encuentra en todas las Grandes Planicies y el medio oeste, en los estados de Carolina del Norte y Nueva Jersey en la costa este, y en Oregon en la costa oeste. Con base en esta amplia distribución, es posible que la polilla ocurra en cualquier parte donde crezcan Helianthus spp. silvestres. Recientemente, ha aumentado el daño por la polilla de bandas en el centro y el centro oriente de Dakota del Norte. La polilla es una plaga potencial en Kansas, Colorado y Nebraska debido al aumento de las poblaciones en estos estados. La polilla adulta posee un evidente parche triangular de escamas de color marrón oscuro que cubre la porción media de las alas anteriores. El color del cuerpo de las larvas difiere según el ínstar. Los primeros ínstares son de color rosado claro y los ínstares finales son de color rojo o rojo y verde. Durante el día, las polillas pasan mucho de su tiempo en vegetación a lo largo de los bordes de los campos. Al crepúsculo, las hembras entran a los campos para ovipositar. La oviposición comienza a principios de julio. La mayoría de los huevos son ovipositados en la capa externa de las brácteas involucrales. El resto lo son por debajo de la cabeza del girasol. Las larvas recién emergidas se encuentran en las brácteas involucrales y después van a las flores del disco para alimentarse de polen. Las larvas de tercer ínstar hacen túneles en las flores del disco y se alimentan en semillas jóvenes en desarrollo. A medida que las semillas maduran y se endurecen, las larvas al comer entran en las semillas. Cada larva penetrará y consumirá el contenido de varias semillas. Al madurar, las larvas caen de la cabeza y penetran en el suelo para pasar el invierno en capullos de seda. El empupamiento tiene lugar a finales de junio. En las regiones del sur es posible que haya más de una generación. La eficacia de los insecticidas se puede hacer máxima si el momento de aplicación se basa en el estado de desarrollo de la planta. Productos químicos aplicados al girasol a finales del estado de yema reducen significativamente el daño por la polilla de bandas del girasol, mientras que los insecticidas aplicados al girasol 2 semanas más tarde fallaron en reducir el daño. El daño causado por la polilla de bandas del girasol se puede reducir al mínimo manipulando las fechas de siembra para evitar la oviposición. Girasol sembrado tarde (a principios de junio) en el sureste de Dakota del Norte tuvo menos semillas dañadas que girasol sembrado temprano (la primera semana de mayo). En algunas especies nativas de girasol hay fuentes de resistencia a la polilla de bandas del girasol. Predatores generalistas se alimentan de huevos y larvas jóvenes y las larvas son atacadas por algunos Hymenoptera parásitos. Se ha encontrado que los escarabajos de tierra destruyen como 40% de las larvas y pupas que inviernan.

ldc001.jpg (44513 bytes) picudo rojo de la semilla de girasol

El picudo rojo de la semilla de girasol, Smicronyx fulvus LeConte (Coleoptera: Curculionidae) se encuentra desde el oeste de los Montes Apalaches, en todas las Grandes Planicies, hasta el noroeste del Pacífico. Es una plaga económica consistente del girasol en las Dakotas y Minnesota y es el más común de los dos picudos de la semilla de girasol en las latitudes del norte. Los adultos del picudo rojo de la semilla de girasol miden de 2.5 a 3 mm de largo y están cubiertos con escamas ovaladas de color rojizo o naranja. Las larvas se encuentran dentro y usualmente en el tercio superior de las semillas de girasol en desarrollo. Los adultos aparecen a finales de junio en girasoles espontáneos y se alimentan de las brácteas involucrales en las cuales forman huecos como puntos. A medida que la yema se desarrolla y abre, los adultos emigran a la inflorescencia y se alimentan de polen producido por las flores del disco. Las hembras ovipositan dentro del pericarpio de las semillas en desarrollo. Las poblaciones de picudo son más altas en las plantas cuando éstas llegan al 50% de la antésis. El patrón de oviposición sigue al llenado de las semillas que progresa desde la periferia hacia el centro de la cabeza. Usualmente, un aquenio infestado contiene una sola larva, pero aproximadamente 12% de los aquenios contienen dos o más larvas. A finales de agosto, las larvas del quinto ínstar mastican un agujero para salir de la semilla, caen al suelo directamente bajo la cabeza del girasol, y pasan el invierno en el suelo. El empupamiento tiene lugar en el suelo de finales de junio a principios de julio. El picudo rojo de la semilla de girasol se encuentra en varias especies de Helianthus y unas pocas especies de malezas. Al comer, las larvas reducen el peso de la semilla y su contenido de aceite. Los insecticidas, algunas veces en combinación con cultivos trampa, continúan siendo la principal herramienta de manejo para reducir el daño causado por el picudo rojo de la semilla de girasol. La eficacia de los insecticidas se hace máxima si los productos químicos se aplican cuando la mayoría de las plantas están entre 10 y 40% de su antésis. En las planicies del norte de los Estados Unidos las siembras tempranas resultan en menor daño a las semillas debido a que las plantas sembradas más temprano completan la antésis y dejan de ser susceptibles a la oviposición para el momento pico de la población de picudos. El arar con formadores en el otoño o en la primavera puede reducir la emergencia de adultos. Los enemigos naturales de las larvas en las semillas incluyen cierto número de especies de Hymenoptera parásitos. Las larvas de la mosca Stilleto (Diptera: Therevidae) atacan larvas y empupan en el suelo. Se han identificado fuentes de resistencia al picudo rojo de la semilla de girasol.

El picudo gris de la semilla de girasol, Smicronyx sordidus LeConte (Coleoptera: Curculionidae) se encuentra en las Grandes Planicies desde México hasta las provincias canadienses de praderas de Manitoba y Saskatchewan. Sin embargo, en las regiones del sur es más común que el picudo rojo de las semillas del girasol. Las larvas se parecen a las del picudo rojo de las semillas del girasol en color y forma, pero son más grandes (3 a 3.5 mm). Los huevos son puestos en la punta de flores inmaduras de los discos. La semillas infestadas por el picudo gris de las semillas del girasol se agrandan y destacan por encima de las semillas a su alrededor y carecen de grano. El daño causado por una sola larva del picudo gris de las semillas del girasol excede al del picudo rojo de las semillas del girasol por la pérdida del grano completo. Sin embargo, el picudo gris de las semillas del girasol usualmente no causa daño económico debido a sus bajas poblaciones y a su baja rata de reproducción. Tratamientos de laboreo, especialmente el uso de discos y arar con formadores, reduce la emergencia de los adultos que han invernado. Las larvas en el suelo son susceptibles a Metarrhizium, un patógeno fungoso.

La mosquita del girasol, Contarinia schulzi Gagné (Diptera: Cecidomyiidae) está distribuida en todas las grandes planicies de Norteamérica desde Manitoba hasta Texas. Sin embargo, su impacto económico se ha restringido al girasol del Valle del Río Rojo de Dakota del norte, Minnesota y Manitoba. Los huevos son puestos individualmente, o en masas de unos 50, en las depresiones entre las brácteas involucrales de la yema. Como las larvas comen y se desarrollan en la base de las brácteas y semillas, normalmente no se las ve, a menos que los tejidos se halen hacia atrás. A menudo el primer indicio de una infestación de la mosquita es un cicatrizado de color marrón en la base de las brácteas o que los pétalos radiales fallan en desarrollarse normalmente. En Dakota del Norte, el empupamiento ocurre en la primavera y la emergencia de los adultos comienza a finales de junio. Los adultos viven solo 2 a 3 días y son difíciles de detectar. Las yemas son los sitios preferidos para oviposición, pero cuando las infestaciones son altas, los receptáculos de todas las edades y aún las axilas de las hojas reciben huevos. Las larvas maduras caen desde la cabeza y taladran en el suelo. Si las condiciones son favorables, empupan y emergen en la misma estación. De lo contrario, permanecen en el suelo y pasan el invierno como larvas en capullos o, en algunos casos, como pupas. El ciclo de vida va de 31 a 35 días y tiene varias generaciones por año. El rango de hospederos de la mosquita del girasol está restringido al género Helianthus. Si hay presente un suficiente número de larvas, se altera el crecimiento de la cabeza (capítulo) del girasol. Cabezas muy dañadas se ven como nudosas y acopadas hacia adentro, a menudo con un hueco o depresión en el centro, y producen pocas semillas si es que producen alguna. Las infestaciones severas a comienzos del estado de yema puede matar los tejidos florales. El daño económico puede ser severo, pero es esporádico y localizado. El daño usualmente se restringe a los bordes de los cultivos. Sin embargo, en infestaciones severas, el daño se extiende por todo el campo y en algunos casos ha resultado en una pérdida de rendimiento de 100% en todo el campo. Como es difícil sincronizar el momento de aplicación de los insecticidas con la emergencia de los adultos, los insecticidas usualmente no son efectivos para controlar los adultos. Debido a sus hábitos crípticos, las larvas no tienen contacto con los insecticidas. Mover o alterar las fechas de siembra no ha mostrado un efecto consistente sobre las infestaciones de la mosquita del girasol. Algunos híbridos comerciales son tolerantes o resistentes a la mosquita del girasol. El crecimiento deformado de las cabezas de girasol que resulta de las infestaciones de la mosquita del girasol probablemente se deba a elevados niveles de auxinas. Un método para simular el daño causado por la mosquita del girasol es tratar las yemas de plantas de girasol con auxina sintética y puede usarse para seleccionar para resistencia a la mosquita del girasol.

El picudo podador de las cabezas del girasol, Haplorhynchites aeneus (Boheman) (Coleoptera: Curculionidae) se encuentra en los Estados Unidos y hacia el norte hasta Manitoba y Saskatchewan, en Canadá. Es más abundante en el medio oeste, donde se presenta en especies nativas de Helianthus. Los adultos aparecen en girasol en julio al momento en que comienzan a formarse las yemas. Las hembras ovipositan en la base de las flores del disco y luego se mueven hacia el tallo, por debajo de la cabeza, y hacen una serie de perforaciones. Las perforaciones rodean el tallo y eventualmente hacen que la cabeza caiga al suelo, después que ha colgado del tallo durante varios días. El desarrollo larvario tiene lugar en los tejidos en descomposición de la cabeza. Al madurar, las larvas del cuarto ínstar abandonan las cabezas y entran en el suelo en la base de la planta para pasar el invierno. El empupamiento ocurre la primera semana de julio del año siguiente. El daño usualmente es insignificante, aunque en Dakota del Norte se han notado pérdidas hasta del 10%. En ciertos lugares de Kansas fueron evidentes diferencias en el daño debido a la fecha de siembra.

Referencias Seleccionadas

Brewer, G. J. 1991. Oviposition and larval bionomics of two weevils (Coleoptera: Curculionidae) on sunflower. Ann. Entomol. Soc. Am. 84:67­71.

Brewer, C. J. y G. Schmidt. 1995. Trap cropping to manage the red sunflower seed weevil in oilseed sunflower. Am. J. Altern. Agric. 10:184-187.

Charlet, L. D. 1987. Seasonal dynamics of the sunflower stem weevil, Cylindrocopturus adspersus (LeConte) (Coleoptera: Curculionidae), on cultivated sunflower in the Northern Great Plains. Can. Entomol. 119:1131-1137.

Charlet, L. D. 1992. Seasonal abundance and parasitism of the sunflower beetle (Coleoptera: Chrysomelidae) on cultivated sunflower in the northern Great Plains. J. Econ. Entomol. 85:766-771.

Charlet, L. D., y T. A. Gross. 1990. Bionomics and seasonal abundance of the banded sunflower moth (Lepidoptera: Cochylidae) on cultivated sunflower in the northern Great Plains. J. Econ. Entomol. 83:135­141.

Charlet, L.D., D. D. Kopp, y C.Y. Oseto. 1987. Sunflowers: Their history and associated insect community in the Northern Great Plains. Bull. Entomol. Soc. Am. 33:69­75.

Glogoza, P., G. Brewer, y L. Charlet. 1997. Sunflower midge. North Dakota State Univ. Coop. Ext. Serv. Bull. E-800: 1-4.

Peng, C. y G. J. Brewer. 1996. Sequential sampling plans for the red sunflower seed weevil (Coleoptera: Curculionidae) in oilseed sunflower. J. Agric. Entomol. 13:139-147.

Peng, C. y G. J. Brewer. 1996. Spatial distribution and sequential sampling plans for the banded sunflower moth eggs in sunflower. Entomol. Exp. Appl. 79:235-239.

Rana, R. L. y L. D. Charlet. 1997. Feeding behavior of the red and gray sunflower seed weevils on cultivated sunflower, Helianthus annuus L. Ann. Entomol. Soc. Am. 90:693-699.

Rogers, C. E. 1992. Insect pests and strategies for their management in cultivated sunflower. Field Crops Res. 30:301-332.

Wilson, R.L. y S. G. McClurg. 1997. Evaluation of cultivated sunflower germplasm for resistance to sunflower moth, Homoeosoma electellum (Lepidoptera: Pyralidae). Helia 20:1-8.

Regresar a Página base de Radcliffe: El Texto Mundial de MIP.


La Universidad de Minnesota es un empleador y educador igualitario.
Última modificación: miércoles 29 abril de 1998
(c) Regentes de la Universidad de Minnesota, 2001